Málaga 952 39 22 22 | Sevilla 954 65 72 54 | Algeciras 956 61 24 65 info@ginesur.com

Un día ocurre lo que nunca pensaste que ocurriría, estás embaraza en el peor momento que podría haber pasado. No lo habías programado, incluso habías puesto medios para evitarlo, pero ha sucedido y lo que tienes claro es que no quieres seguir adelante con el embarazo. Te falta la regla desde hace pocos días, pero ya te has hecho un test y ha salido positivo; estás embarazada y quieres abortar.

Si no has tenido más de dos faltas, es decir no superas las 7 semanas desde la última regla, puedes elegir además del método instrumental, que es el más conocido y se realiza con un legrado por aspiración, un método usado en muchos países europeos: el aborto farmacológico.

Lo primero que conviene saber es de cuantas semanas estas embarazada, ya que para abortar con pastillas hay un plazo máximo para realizarlo, las primeras 7 semanas. Puedes calcularlo contando desde tu última regla o acudir a un centro para la realización de una ecografía. Si quieres abortar en Málaga, Algeciras o Sevilla las clínicas Ginesur disponen de una consulta informativa gratuita donde se puede realizar. Además es importante que recibas, en un centro legal autorizado para la IVE, la información y la medicación necesaria para llevarlo a cabo.

El aborto farmacológico es un procedimiento sencillo que básicamente consiste, tras cumplir los requisitos legales y médicos necesarios, en tomar un comprimido en la clínica (Mifepristona) y pasado unos días, tomar otros en tu domicilio (Misoprostol) que se te proporcionaran en el mismo centro. Estos fármacos tienen que administrarse bajo estricto control médico, por lo que no se pueden adquirir por otra vía.

Generalmente el día que tomas el primer comprimido no sientes nada, sólo en ocasiones puede que sientas ligero dolor, que sangres un poco o que tengas nauseas. Cuando uses los comprimidos que te proporcionaron para ponértelo en tu domicilio, uno o dos días después, es cuando se producirá el desprendimiento del saco y por tanto tendrás algunos síntomas como dolor, sangrado y puede que algún otro malestar. Este día debes permanecer unas horas en un lugar cómodo (tu domicilio o en el mismo centro, si así lo deseas) y debes estar acompañada. En el centro dónde practiques el aborto farmacológico, te explicarán todo el proceso detalladamente, cómo debes hacerlo, cómo te sentirás, que medicación puedes tomar para evitar el dolor, etc.

En Ginesur además de darte toda esta información por escrito, te proporcionamos un teléfono de atención 24 horas para que puedas estar en contacto con nosotros y así acompañarte durante el proceso. Si lo prefieres puedes realizar la segunda toma de medicación en nuestros centros de Algeciras, Málaga y Sevilla. Pasados unos días debes volver a la clínica para realizar una revisión y así confirmar el éxito o fracaso de la técnica. Si en algún momento deseas no continuar con este método, puedes solicitar terminar el aborto por aspiración (con anestesia local o sedación)

Entre las ventajas de este método se encuentra realizar la IVE en un medio no medicalizado y con menor intervención médica. Asimismo aumenta la autonomía de la mujer y le permite vivir el proceso en el entorno que elija. Al no pasar por el quirófano, es un método ideal para aquellas mujeres que sienten cierta aprensión.

Recuerda, nosotros te informamos, asesoramos y acompañamos pero tú decides cómo quieres abortar.