Abortar en caso de enfermedad del feto será casi imposible